7. Posesión

Lo que podemos poseer son objetos. Depositamos en ellos significaciones y con ellos representamos la experiencia. Articulamos el paso del tiempo a partir de cosas que disponemos en ciertos órdenes, de modo que podamos volver a la experiencia por medio de su desciframiento. Son círculos cerrados. Circuitos cerrados. Pero que sólo se cierran en la medida en que puedan ser legibles y halla un lector de esos signos. Es el paso, el hombre decodificador de ese lenguaje, el paso que comunica los órdenes de la vida y los de la acumulación de materiales para su conmemoración.